Federación Obrera Femenina




La Federación Obrera Femenina (FOF) fue una asociaciónde sindicatos anarcosindicalistas de mujeres de Bolivia, activo entre 1927 a 1964. Los diversas asociaciones y sindicatos femeninos de tendencia anarquista deciden agruparse en la Federación Obrera Femenina (FOF) en 1927 como rama de la Federación Obrera Local, que agrupa en su mayoría a empleadas del servicio doméstico, trabajadoras del mercado (recoveras, floristas, fruteras) y cocineras.1 Acuerdan mantener una línea autónoma respecto de las organizaciones masculinas. Además de levantar una plataforma de reivindicaciones laborales, demandan el divorcio absoluto, la creación de guarderías y la igualdad ante la ley de todos los hijos/as. Sus principales adversarios son las autoridades municipales y las mujeres profesoras mayores.

Aglutinó los siguientes sindicatos: Sociedad de Culinarias y Sirvientas, Unión Femenina de Floristas, Sindicato de Oficios Varios del Mercado Camacho, Sindicato de Oficios Varios de Locería, Sindicato Femenino de Trabajadoras de Viandas, Sindicato de Lecheras y Sindicato de Anexos del Mercado Lanza. Algunas destacadas integrantes de la FOF fueron Nicolasa Ibáñez, Catalina Mendoza, Tomasita Paton, Petronila Infantes, entre otras. "Eran multitudes pues, ellas iban por delante y nosotros por detrás" afirmaría años más tarde su compañero de militancia Lisandro Rodas sobre aquellas libertarias que conseguirían esforzadamente el logro de importantes avances en la situación laboral de las vendedoras capitalinas y de las mujeres en general mediante la auto organización.
Se crea el sindicato de Unión Femenina de Floristas. Petronila Infantes dirigenta anarquista, funda la Unión Sindical de Culinarias, para exigir un horario de trabajo. El Congreso Obrero reunido en La Paz, aprueba exigir “la universalización del descanso dominical”, la jornada de 8 horas, la incorporación de las trabajadoras domésticas a la legislación social y la sustitución de la palabra “doméstica” por la de empleada de labores de casa. Al término de la Guerra del Chaco, se refunda la FOF con nuevas organizaciones sindicales femeninas.
Aglutinando inicialmente a unas pocas organizaciones de verduleras que trabajaban en los mercados; sin embargo, la FOF se convertirá, después de la guerra del Chaco, en la vanguardia y el sostén de la FOL en una época de división y cooptación estatal. La FOF perdió relevancia en los años treinta y la participación sindical de la mujer trabajadora se trasladó al sindicato único, con algunas excepciones. Las mujeres sindicalizadas de orientación anarquista se mantuvieron al margen de la movilización por el voto femenino.2 La FOF no entró en crisis con la desaparición de la FOL, y mantuvo su accionar notable hasta la década de los 50.
Bibliografía
§  Ineke Dibbits, Elizabeth Peredo, Ruth Volgger, Ana Cecilia Wadsworth. Polleras libertarias: Federación obrera femenina, 1927-1964 (1986)
Referencias
1.       ↑ Véase las referencias sobre el Sindicato de Culinarias
2.       ↑ Organismos de acción y promoción de la mujer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada